Como limpiar tu horno

¡Hoy toca limpiar el horno! Con este producto para hornos te lo dejará como nuevo en cuestión de horas. Tres cosas imprescindibles que debemos de hacer antes de empezar:

  • Desenchufar el horno si está visible el enchufe, sino desconectar la electricidad general.
  • Que no este pre calentado y si lo está esperar a que se enfrié. El producto es inflamable.
  • Usar guantes resistentes y mascarilla.

¡Empezamos!

  1. Sacar la o las bandejas y rejillas o parrillas.
  2. Meter la o las rejillas o parrillas en la bolsa que trae este lote de producto y verter hasta empapar bien todo.
  3. Aplicar mínimo un bote en todo el horno, bien extendido. Nunca por la resistencia y el ventilador, si no queremos estropearlo.
  4. En la bandeja verter hasta cubrir el fondo.
  5. Dejar actuar el producto, tanto en el horno, bandeja y la bolsa con la rejilla durante varias horas. Así la grasa se reblandecerá y será más fácil para poder eliminarla al completo.
  6. Pasadas unas horas, primero nos centraremos en el horno y retiramos la grasa ablandada con papel de cocina, ya que cualquier bayeta nos la estropeará. Raspar con una cuchilla de vitrocerámica para los restos que queden de grasa quemada pegada en las superficies.
  7. Acto seguido con una esponja y un poco de agua con jabón haremos círculos por todo el interior del horno y el cristal de la puerta para asegurar de que no quede ningún resto tanto de grasa como de producto.
  8. Retiramos todo los restos de producto más la espuma producida con papel, cuando ya no quede ningún resto de espuma, se puede dar con una bayeta mojada solo con agua y como máximo puede salir algún resto que quede pendiente o limpia. Así repetir un par de veces tanto en el interior de horno como la puerta.
  9. Para secar con papel o trapo de algodón así dará el toque perfecto de brillo en el interior y puerta de cristal.
  10. Para la parrilla o rejilla, lo primero echamos agua muy caliente en al bolsa (es muy resistente) y removemos bien. Después quitamos todo el agua cortando un pico de la bolsa. La sacamos y le damos con un estropajo con jabón por si queda algún resto de grasa incrustada y quedará brillante. Secar con papel.
  11. Y la bandeja seguimos el mismo proceso, primero tiramos todo el líquido que saldrá negro por la grasa ablandada, restregar con un estropajo para quitar los últimos restos de grasa y si es necesario utilizamos la cuchilla para cristales. Un poco de agua y jabón, enjuagar con bastante agua y a secar.
  12. Siguiendo todos estos pasos tendrás tu horno como nuevo en unas horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies